RUTINA FACIAL COREANA, como aplicarla paso a paso

Todo sobre la rutina facial coreana y como aplicarla paso a paso

Si eres de las que les encanta investigar y hacer diversas rutinas faciales que ayuden a cuidar y mejorar tu piel, debes saber sobre esta famosa rutina, que no ha bajado de tendencia por mucho tiempo dentro de la belleza coreana conocida como “K-Beauty”.

Todas nos hemos preguntado alguna vez cómo hacen las coreanas para tener una piel radiante y espectacular… Amiga, este secreto ¡Ya no es un secreto!.

La rutina facial coreana ha sido una de las rutinas más buscadas, llevando a los productos de cuidado facial a sitios como Sephora y Ulta. Ésta se considera una de las mejores rutinas de belleza facial que nadie se niega a probar, ya que los resultados hacen que queden fascinados por lograr una piel de porcelana, luciéndola impecable incluso sin maquillaje. Créeme que si lo intentas… ¡quedarás obsesionada!. Debemos tener en cuenta que, la aclamada rutina facial coreana se centra más que todo en mejorar la salud de la piel de la cara, manteniéndola hidratada y proporcionándole los ingredientes adecuados de forma correcta y ordenada por medio de ciertos productos que ayudarán a mantenerla sana para que luzca radiante.

A continuación te explicaré los pasos para hacer la rutina facial coreana:

Se trata más que todo de la manera correcta de utilizar y aplicar ciertos productos sobre la piel, y aunque parezcan extensos, son pasos fáciles y que valdrán la pena completar. Los pasos son muy flexibles y pueden cambiar o variar de acuerdo a tu tipo de piel y a los cambios de clima de donde te encuentres.

  1. Aplica un limpiador a base de aceite
  2. limpiador espumoso a base de agua
  3. Exfolia
  4. Aplica Tónico
  5. Esencias
  6. Sueros, ampollas, entre otros tratamientos
  7. Mascarilla Facial
  8. Aplica Crema de ojos
  9. Hidratantes y aceites
  10. Protector Solar

Self care is how you take your power back

Paso 1: Aplica un limpiador a base de aceite

Los primeros pasos de esta rutina facial coreana es lavarse el rostro dos veces. Una vez con un limpiador a base de aceite y otra con un limpiador espumoso. La razón de esto, es porque cada limpiador ejecuta una acción diferente en la piel eliminando distintos tipos de impurezas de nuestro rostro. Si tu tipo de piel es grasa, no temas en utilizar este tipo de limpiador con aceite, ya que es súper eficaz a la hora de actuar contra el SPF, el exceso de sebo y otros contaminantes, así como también descomponen el maquillaje y el protector solar a base de agua. Además verás que son menos irritantes que los limpiadores comunes.

Aplicación:

Para realizar este paso deberás tomar una pequeña cantidad del producto limpiador a base de aceite y frotarlo suavemente en movimientos circulares en el rostro. Éste aumenta el flujo sanguíneo, estimula la superficie de la piel y ayuda a mantener una piel saludable. Realiza los movimientos en círculos durante 2 o 3 minutos (Tómatelo como un masaje facial) y luego retíralo con agua tibia.

Good things come to those who double cleanse

rutina facial coreana

Paso 2: Aplica un limpiador espumoso a base de agua

La segunda limpieza se realiza con el limpiador espumoso a base de agua. Éste combate la suciedad acumulada y el sudor, eliminando cualquier otra impureza de nuestro rostro. Un tip súper importante es que a la hora de escoger un buen limpiador espumoso, deberás consultar primero si ese limpiador tiene un pH bajo o alto para tu tipo de piel, ya que no es recomendable usar uno con un pH superior al de tu piel. Si el limpiador produce mucha espuma, es probable que sea alcalino y no sea muy bueno para tu piel, y si tu rostro se siente demasiado tenso luego de lavarlo, significa que el pH del limpiador es demasiado alto.

Aplicación:

Para aplicarlo a tu rostro, toma otra pequeña cantidad del limpiador espumoso y frota con tus dedos suavemente en la piel húmeda hasta formar espuma, luego aclara con agua y seca. Éste equilibrará el pH, por lo que deberás usar uno de pH bajo para obtener la correcta limpieza sin alterar la barrera cutánea.

The only Ex I need in my life is my Exfoliator

Paso 3: Exfolia

Este paso será dedicado a destapar los poritos de tu rostro con una exfoliación suave. La exfoliación ayuda a eliminar todas las células muertas de la piel, limpia la suciedad de los poros y ayudará a que otros productos para el cuidado de la piel se absorban con más facilidad y actúen de manera más eficiente, lo que le dará a tu rostro una piel más brillante y suave.

Aplicación:

Puedes enfocar el producto con la yema de tus dedos en las áreas donde más lo necesitas como en los puntos negros, poros visibles en tus mejillas o en la zona T (frente, nariz y mentón). Exfolia suavemente 1 o 3 veces a la semana. Si tienes la piel muy sensible puedes omitir este paso o disminuirlo a 1 vez por semana. Recuerda no frotar tan fuerte la cara, ya que puede causar producción de sebo en la piel.

Let’s have a Pore-fect skin!

Paso 4: Aplica Tónico

El objetivo de utilizar un tónico es el de eliminar cualquier resto de impureza que se encuentre en el rostro y equilibrar los niveles de pH de la piel. Actualmente existen varios tónicos con propiedades beneficiosas tales como antiinflamatorias, antioxidantes, hidratantes y calmantes. Por lo que deberás buscar el que se adecúe a tu tipo de piel. Un consejo es que evites el uso de tónicos a base de alcohol, ya que la reseca un poco.

Aplicación:

Usa una almohadilla de algodón humedecido con un poco del tónico para pasar suavemente por todo el rostro. Otra manera es con la yema de los dedos aplicar un poco de tónico y dar pequeños toques suaves a la piel..

Glowing skin, is always in

Paso 5: Esencias

Puedo decirte que este paso es uno de los más importantes dentro de la rutina facial coreana, debido a que calma la piel y la cura simultáneamente. Una esencia está conformada por varios ingredientes hidratantes y por consiguiente acelera la renovación celular. ¿Por qué esencias? El objetivo principal será hidratar la piel y las esencias cumplen perfectamente este papel. Mantener la piel hidratada luego de limpiar y tonificar, ayudará a mantenerla sana. Cuando preparas la piel con una esencia, ésta hidrata al máximo la piel maximizando la capacidad de absorber todos los productos restantes de la rutina de cuidado facial, lo que causa el tener una piel brillante e hidratada.

Aplicación:

Toma unas gotas de la esencia con tus dedos y aplica golpecitos suaves en toda la piel de tu rostro y cuello.

Get the vibe and moisturize

Paso 6: Sueros, ampollas, entre otros tratamientos

En este punto tu piel debería de estar súper limpia, tonificada e hidratada, por lo que está bien preparada para absorber de manera eficaz los siguientes productos tal como lo es un suero facial. Los sueros faciales son una versión más concentrada que una esencia, éste contiene extractos e ingredientes para abordar problemas específicos de la piel, ya sean manchas, acné, arrugas, pigmentación o para mejorar la salud en general de la piel. Son consideradas sustancias emolientes que están conformadas por ingredientes fuertes y activos que están destinados a atacar y tratar específicamente problemas de la piel, por lo general su textura es más viscosa que las esencias. Por otro lado, las ampollas se consideran una versión más concentrada de un suero facial y se utilizan durante un período de tiempo limitado. A menudo se puede ver en su presentación en pequeños frascos con cuentagotas.

Aplicación:

Carga el producto con poca cantidad en la palma de tu mano, y realiza pequeños toques suaves en la piel, centrándose en las áreas afectadas o problemáticas.

Look good, look fresh!

Paso 7: Mascarilla Facial

    ¡Llegó el momento de relajarnos haciéndonos mimos! Mi paso favorito. Existen varias mascarillas faciales las cuales puedes ir probando e intercalando, según la necesidad que tengas o el problema de piel que quieras combatir. Las mascarillas faciales están repletas de suero, de vitaminas y minerales y son mega hidratantes, por lo que dejará la piel suave y tersa. La finalidad es que la piel absorba todos los nutrientes y la humedad de las mascarillas faciales a través de un contacto prolongado. Por lo general, toman de 15 a 20 minutos y se pueden colocar frecuentemente. Sin duda es un momento relajante y tranquilo para disfrutar en tu rutina de cuidado facial.

Aplicación:

 Alisa la mascarilla facial sobre el rostro limpio, recuéstate y tomate un momento relax durante 15 o 20 minutos, luego retíratela y date pequeños toques en la piel con la esencia restante.

Good skin, good mood

rutina facial coreana

Paso 8: Aplica Crema de ojos

Debemos tomar en cuenta que la piel ubicada alrededor de nuestros ojos suele ser la primera en mostrar los signos de envejecimiento pues es el área más fina y delicada del rostro. ¡No queremos tener estas marquitas alrededor de nuestros ojos! Las cremas para los ojos serán nuestro aliado para tratar esta zona, hidratarlas y prevenir arrugas, ojeras, hinchazón y las famosas patas de gallo. Estas cremas están concentradas con ingredientes beneficiosos y vienen formuladas para ser súper suaves sin irritar la piel. Si eres joven quizás pienses que no lo necesites, pero te aseguro que es un producto preventivo que puedes usar con regularidad e ir incrementando su uso a medida que pasan los años.

Aplicación:

Aplica la crema en pequeñas cantidades suavemente con tu dedo anular en el área debajo de los ojos, con ligeros toquecitos alrededor del hueso orbital para hidratar esta zona tan delicada y sensible.

Love the skin you’re in

Paso 9: Hidratantes y aceites

¡Ya falta poco!, después de todas estas capas deberás aplicar una capa oclusiva, que no es más que un hidratante que desempeña otro papel importante… el sellar todas las capas anteriores. Se usa para bloquear los productos aplicados anteriormente. Sellan la humedad dándole volumen a la piel y suaviza al mismo tiempo las líneas finas. Si lo aplicas todos los días ¡los resultados serán mejores! Éstas vienen en diferentes presentaciones, tales como lociones, gel, cremas, mascarillas, emulsiones, entre otras.

Debo decirte que, si tienes la piel seca, es mejor que uses una crema hidratante espesa, para que la piel no se sienta tan irritada y si tienes un tipo de piel grasa, usa un hidratante ligero a base de loción. Asimismo, aprovecha de hidratar tus labios con un bálsamo labial.

Aplicación:

     Toma una pequeña cantidad de hidratante, y con suaves palmaditas aplica en la cara y el cuello el producto, luego masajea tu piel con movimientos circulares durante 10 minutos, todos los días por la mañana y por la noche. Los resultados te encantarán.

Don’t skip sunscreen!

rutina facial coreana

Paso 10: Protector Solar

    ¿La regla de oro? Siempre usar protector solar. Como último paso de esta rutina facial coreana tenemos la aplicación del SPF el cual protege la piel contra los rayos UV. Es recomendable usar un protector solar de amplio espectro para evitar el daño de los rayos UVA y UVB. Los rayos UVA son los ultravioleta, éstos envejecen las células de nuestra piel y causan daños a largo plazo tales como las arrugas. Los rayos UVB poseen más energía que los anteriores, y dañan directamente al ADN de las células de la piel, éstos son los principales que causan quemaduras de sol. ¡Así que es importantísimo este paso! Algo muy bueno es que, los protectores solares vienen en varias presentaciones, por lo que puedes elegir el que mejor se adapte a tu tipo de piel y otras preferencias.

Aplicación:

    Este será el último paso para que pueda proteger tu piel sin ser diluido por otros productos adicionales. Aplica un poco del producto con la yema de tus dedos dando golpecitos suaves en todo el rostro, mandíbula y el cuello, y vuelve a aplicar a lo largo del día. Si tu tipo de piel es grasa, te recomiendo usar un bloqueador solar físico o protector solar mineral para evitar la obstrucción de los poros.

¡Listo! Ya con todos estos pasos y tips puedes empezar a realizar tu rutina facial coreana y tener esa piel de porcelana y radiante que tanto anhelas, y recuerda…

Consistency is the key, xoxo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.